Franco de Vita


No basta


No basta
traerlos al mundo porque es obligatorio,
porque son la base del matrimonio,
o porque te equivocaste en la cuenta.


No basta
con llevarlos a la escuela a que aprendan,
porque la vida cada vez es más dura,
ser lo que tu padre no pudo ser.


No basta,
que de afecto tú le has dado bien poco,
todo por culpa del maldito trabajo
y del tiempo.


No basta,
porque cuando quiso hablar de un problema,
tú le dijiste "niño, será mañana,
es muy tarde, estoy cansado".


No basta
comprarle todo lo que quiso comprarse,
el auto nuevo antes de graduarse,
que viviera lo que tú no has vivido.


No basta
con creerse un padre excelente,
porque eso te dice la gente:
"a tus hijos nunca les falta nada".


No basta,
porque cuando quiso hablarte de sexo,
se te subieron los colores al rostro,
y te fuiste.


No basta,
porque de haber tenido un problema,
lo habría resuelto comprando en la esquina
lo que había, lo que había.


No basta
con comprarle curiosos objetos,
no basta,
cuando lo que necesita es afecto,
aprender a dar valor a las cosas,
porque tú no le serás eterno.


No basta
castigarlo por haber llegado tarde,
si no has caído, ya tu chico es un hombre,
ahora más alto y más fuerte que tú,
que tú.


No basta, no basta, no basta...