Gian Franco Pagliaro


La mala reputación


Yo sé bien que en la población
tengo mala reputación,
haga lo que haga es igual,
todo lo consideran mal.
Pero yo jamás hice ningún daño,
sólo quiero estar fuera del rebaño.


¡Ay! Por qué no quiere la gente
que uno sea diferente,
por qué causa jode a la gente
que uno sea diferente.
Todo el mundo de mí habla mal,
menos los mudos, es natural.


En cada fiesta nacional
en la cama me encontrarán,
pues la música militar
nunca me supo levantar.
Y este debe ser mi mayor pecado,
el de no seguir al abanderado.


¡Ay! Por qué no quiere la gente
que uno sea diferente,
por qué causa jode a la gente
que uno sea diferente.
Todos me acusan con el dedo,
menos los mancos, que lo perdieron.


Si en la calle veo a un ladrón
perseguido por un señor,
zancadilla pongo al señor
pues seguro que es un ladrón.
Qué le voy a hacer, esta es mi desgracia,
he nacido para meter la pata.


¡Ay! Por qué no quiere la gente
que uno sea diferente,
por qué causa jode a la gente
que uno sea diferente.
Todo el mundo se me abalanza,
menos los rengos, que no me alcanzan.


No hace falta estudiar latín
para saber cual es mi fin,
algún día se cansarán
y entre todos me colgarán.
Pero yo no pienso armar ningún lío,
porque no va a Roma el camino mío.


¡Ay! Por qué no quiere la gente
que uno sea diferente,
por qué causa jode a la gente
que uno sea diferente.
Todos vendrán a verme colgado,
menos los ciegos, quede aclarado.