José Luis Perales


Nana para mi madre


Madre, recuerdo aún
todo el amor que me diste tú,
todo el amor que me diste tú.


Madre, si alguna vez
quise dejarte, perdóname,
quise dejarte, perdóname.


Tal vez, la vida me cambiará,
y encuentre al mirar atrás
los años que te robé.


Tal vez, la vida me sonreirá,
y encuentre en algún lugar
las cosas que ayer soñé.


Madre, si yo me voy,
guarda mis cosas en un rincón,
guarda mis cosas en un rincón.


Madre, si yo me voy,
planta unas flores en el balcón,
planta unas flores en el balcón.


Tal vez, cansado de caminar,
recuerde que hay un lugar
que huele a tomillo y miel.


Tal vez, desprecie mi libertad,
y busque la soledad
del campo que abandoné.


Madre, debo marchar,
alguien me espera en algún lugar,
alguien me espera en algún lugar.


Madre, regresaré,
toma mis manos y duérmete,
toma mis manos y duérmete.