Kesia


Vida


Contracciones de amor
van y vienen de ti,
por dentro, por fuera,
de repente, los latidos se aceleran.
Empiezo a sentir que es algo especial,
la bolsa parece papel celofán,
se rompe a la vez que veo escapar
el mar que en tu vientre me hacía flotar...


No sé si será esta vez
la última o la primera,
sólo sé
que hay olor a primavera...


Me acerco a la luz, me alejo de ti,
te cambio por eso que llaman vivir,
me acerco a la luz,
tú abres la salida
que me lleva a eso a lo que llaman vida.


Una luz al final
donde voy a pasar,
hay ruido allí fuera,
por momentos se te ensanchan las caderas,
oh, respiras y yo respiro por ti,
empujas, no sé si deseo salir,
me noto rodar despacio hasta el fin,
más cerca, más ruido, más lejos de aquí.


No sé si me voy de ti,
o eres tú quien me dejas,
tú nerviosa y frágil,
yo desnuda y dando vueltas.


Me acerco a la luz, me alejo de ti,
te cambio por eso que llaman vivir,
me acerco a la luz,
tú abres la salida
que me lleva a eso a lo que llaman vida.


Después de salir me dejan sobre ti,
me hacen llorar, te veo sonreír,
y sé que esto es algo
que nunca, nunca jamás,
nunca jamás volveré a repetir...


Me acerco a la luz, me alejo de ti,
te cambio por eso que llaman vivir,
me acerco a la luz,
tú abres la salida
que me lleva a eso a lo que llaman vida.


Oh, me acerco a la luz, me alejo de ti,
te cambio por eso que llaman vivir,
me acerco a la luz,
tú abres la salida
que me lleva a eso a lo que llaman vida.


Me acerco a la luz, me alejo de ti,
te cambio por eso que llaman vivir,
me acerco a la luz,
tú abres la salida
que me lleva a eso a lo que llaman vida.


Vida, vida, vida, vida...