Raya Real


La salve rociera


Dios te salve, María,
del rocío señora,
luna, sol, norte y guía,
y pastora celestial.


Dios te salve, María,
todo el pueblo te adora,
y repite a porfía:
como Tú no hay otra igual.


Olé, olé, olé, olé, olé...
al rocío yo quiero volver
a cantarle a la Virgen con fe
con un olé, olé, olé, olé, olé...
al rocío yo quiero volver
a cantarle a la Virgen con fe
con un olé.


Dios te salve, María,
manantial de dulzura,
a tus pies noche y día
te venimos a rezar.


Dios te salve, María,
un rosal de hermosura
eres Tú, madre mía,
de pureza virginal.


Olé, olé, olé, olé, olé...
al rocío yo quiero volver
a cantarle a la Virgen con fe
con un olé, olé, olé, olé, olé...
al rocío yo quiero volver
a cantarle a la Virgen con fe
con un olé, olé, olé, olé, olé...
al rocío yo quiero volver
a cantarle a la Virgen con fe
con un olé, olé, olé, olé, olé...