Átame a ti

He tenido tus manos navegando,
bordando de caricias mi cintura,
has ligado mi ser sin atadura,
el tacto de tu piel me va enganchando.
Y cada día más te voy amando,
si me privas de ti... ¡Qué cruel tortura!
Si te pierdo sería una locura,
tendría que vivir solo soñando.
¡Ven otra vez!... Y bésame despacio.
¡Abrázame! ¡Envuélveme en tus brazos!
Acuna con susurros el espacio.
Átame a ti... Unamos nuestros lazos,
beberé de tu amor y así me sacio,
mientras me marco el alma con tus trazos.