Destino

En algún sitio, espera en ese mundo nuestro, un alma solitaria a otra alma solitaria.

Cada uno escogiendo a cada uno, a través de todas las hojas fatigosas, y encontrándose extrañadamente en una repentina meta.

Entonces se funden, como hojas verdes con flores doradas, en una hermosa y perfecta unidad; y la larga noche de la vida llega a su fin, y el camino queda abierto en adelante al eterno día...


Edwin Arnold