Dime

Dime, por favor, dónde estás,
en que rincón puedo no verte,
dónde puedo dormir sin recordarte,
y dónde recordar sin que me duela.

Dime, por favor, dónde pueda caminar
sin ver tus huellas,
dónde puedo correr sin recordarte,
y dónde descansar con mi tristeza.

Dime, por favor, cuál es el cielo
que no tiene el color de tu mirada,
y cuál es el sol que tiene luz tan sólo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime, por favor, cuál es el rincón
en el que no dejaste tu presencia.
Dime, por favor, cuál es el hueco de mi almohada
que no tiene escondidos tus recuerdos.

Dime, por favor, cuál es la noche
en que no vendrás para velar mis sueños...
Que no puedo vivir porque te extraño,
y no puedo morir porque te quiero.