Por tu culpa

Por tu culpa confundo los carteles de la calle,
tengo largas conversaciones con la ducha,
y los bolsillos de mi traje
están llenos de piedritas de colores
verdes, rojas y amarillas.

Por tu culpa
el tiempo es una unidad de medida,
los días tienen horas, minutos y segundos,
soy un adolescente confundido
y un adulto ilusionado;
cuelgo del perchero a mi perrito,
llevo sin nudo la corbata.

Por tu culpa
me olvidé de mis principios
si es que alguna vez los he tenido,
hago de encantador de serpientes,
soy profeta, titiritero,
y lidero una banda de ardillas
inquietas y traviesas,
dispuestas a derrocar el orden establecido.

Por tu culpa
recorro los circuitos de tu boca,
resbalo en la curva de tu cintura,
descubro los secretos de tu cuerpo,
vuelo por las veredas
y camino sobre el agua.

Por tu culpa,
tu hermosa culpa,
el cielo se pintó de rosa,
los vecinos me saludan por la calle,
ando por la vida dando sermones
acerca de la verdad y la mentira.

Por tu culpa,
tu anhelada culpa,
ahora veo formas
donde antes sólo había geometrías,
escucho viejas canciones
y sé que fueron escritas para mí,
tengo recuerdos de acontecimientos futuros
y vagas premoniciones del pasado.

Por tu culpa,
me pongo a discutir con los buzones,
tengo insomnio, paso frío,
me siento torpe e inexperto,
recito poesías en un banco de la plaza
camino, voy y vuelvo sin sentido.

Por tu culpa,
sólo por tu culpa,
soy un artista, un filibustero,
mercenario, poeta, jardinero,
títere a cuerda, equilibrista,
peón de rey, oficinista
y mesías milagrero.

Por tu culpa
escribo todo esto
con un espárrago finito
recién mojado en la leche,
bailo con los semáforos del barrio,
estornudo a la bandera
y llevo una remolacha florecida
prendida a mi solapa.

Por tu culpa,
tu sensual y atrevida culpa,
tengo erecciones de colores,
remonto barriletes
a solas en mi cama,
practico ángulos y planos imposibles,
te imagino en cámara lenta.

Por tu culpa,
me he condenado
a grabar en mi memoria
cada mirada de tu foto,
cada palabra escrita, cada silencio
y a desearte a cada instante.

Por tu culpa
quiero estar con vos,
que es como decir
que estoy loco,
o estoy soñando,
o estoy vivo en otro mundo,
o estoy con vos, pero no,
o simplemente, te quiero,
por tu culpa.