Te acordarás de mí

Aunque ahuyentes tus pensamientos,
nunca, ¡óyelo bien! te olvidarás de mí,
porque fueron momentos compartidos
que jamás podrás olvidar.

Fueron noches de entrega y silencio,
de abrazos y besos...
Divinos y elocuentes se vistieron
de sabor a mí.

Se despertarán en tu mente
al besar a otra, al entregarte,
al pensar que me olvidaste,
pero nunca te olvidarás de mí.

Porque tú sabes que
amores como el nuestro
no se viven a diario,
ni se encuentran en la esquina.

Aunque luches contra ello,
aunque intentes olvidarme,
te acordarás de mí.

Mercedes González García