A pesar de todo

A pesar de que se duermen mis sentidos por rutina,
a pesar de esta apatía que bosteza enmohecida,
a pesar de muchas broncas que quedaron escondidas,
a pesar de mis fracasos, mis pecados, mis caídas.

A pesar ya de ilusiones que están por siempre dormidas,
y de fantasmas internos prendidos de mis pupilas,
a pesar de que me invento muchas veces la sonrisa,
a pesar de que me trague mis verdades, mis mentiras.

A pesar de mis defectos, de mi cólera, de mi ira,
de mis eternos miedos que desde mi alma silban,
y que viva disfrazando mis pequeñas cobardías,
a pesar de mi pasado que me espía a escondidas.

A pesar de mis angustias que rasguñan mis costillas,
a pesar de mi energía que se agota, se termina,
y del paso de los años, de mis luchas, mis heridas,
a pesar de todo eso... ¡sigo apostando a la vida!