Autoestima

Cuando sentimos un respeto sano por nosotros mismos, no existen límites para nuestros éxitos. Cuando creemos que todo es posible para nosotros, los logros se transforman en algo natural. Nadie sabe mejor que nosotros mismos lo que es importante para nuestro crecimiento y felicidad. Aquellos que dirijan sus propias vidas no dependen de gnomos, adivinos o de una alineación favorable de los planetas... Utilizan el conocimiento, la experiencia, el trabajo duro, la autoestima y el optimismo para lograr sus objetivos.

Creo que no existirían barreras para nuestros sueños, siempre que creamos que nosotros mismos somos la fuente de nuestra felicidad. Sólo estaremos en camino a tener algo que deseamos, cuando creamos que podemos lograrlo... Nunca antes.

Y para terminar, una frase de Henry Ford: "Siempre que creas que puedes, o que no puedes, tendrás razón..."