El mito del fracaso

Puede que esto te tome de sorpresa, pero el fracaso es una ilusión. Nadie fracasa en nada. Todo lo que haces produce un resultado.

Si estás intentando aprender a atrapar una pelota y alguien te la tira y se te cae, no es que hayas fallado. Sencillamente, se ha producido un resultado.

La pregunta real es qué hacer con los resultados que produces. ¿Te vas llorando por haber fallado atrapando la pelota, o dices "tírame otra" hasta que terminas por atraparlas?

El fracaso es un juicio. No es más que una opinión. Procede de tus miedos, que pueden ser eliminados con amor.

Amor por ti mismo. Amor por lo que haces. Amor por los demás. Amor por tu planeta.

Cuando tienes amor dentro de ti, el miedo no puede sobrevivir.

Reflexiona acerca del mensaje que hay en esta antigua sabiduría: "El miedo llamó a la puerta. El amor contestó, y no había nadie".

Esa música que oyes en tu interior, urgiéndote a que asumas riesgos y persigas tus sueños es tu conexión intuitiva con el propósito que hay en tu corazón desde que naciste.

Sé entusiasta en todo lo que hagas.


Fuente: www.WayneDyer.com "Diez secretos para el éxito y la paz interior".