Otra Navidad, otro Año Nuevo

Ya refulge la luz de un lucero
anunciando a Jesús por doquier,
otra vez un primero de Enero
dice adiós al Diciembre postrer.

Otro anuario de vida logrado,
zozobrando y buscando el amor,
que nos una en un solo puñado,
repintados de un mismo color.

Se acabó la oración prolongada,
sólo falta... decir el amén,
recordando la historia sagrada
de Jesús en el viejo Belén.

Que este niño de paz y perdones
nos aleje del caos y el error,
renovando nuestros corazones,
nos dé luz, bienestar y calor.

Aquí estamos, Señor, a tu lado,
entregados con fe y devoción,
lava Tú nuestro oscuro pecado
con tu sangre de vida y perdón.


Autor: Eliseo León Pretell
Houston Texas, EE UU
Diciembre, 2008
Derechos reservados