Para descargar el wav 'Cold cold heart - Instrumental' en tu PC,
botón derecho del ratón y elige 'Guardar destino como'

El envejecimiento y la conciencia plena

Los factores que hacen envejecer son reversibles. Los principios para un cuerpo sin tiempo y una mente sin edad son:

1.- La edad biológica no corresponde a la cronológica; si usted tiene cronológicamente 20 años, pero emocional y físicamente está desgastado, su biología será la de una persona mucho mayor. Igualmente, puede ocurrir lo contrario. Una persona puede tener 70 años y permanecer física y emocionalmente en forma. La biología demuestra el vigor, vitalidad, creatividad y dinamismo de la juventud.

2.- El envejecimiento, o entropía se acelera por la acumulación de toxinas en el cuerpo. Esto ocurre como respuesta a un ambiente tóxico, la contaminación o toxicidad en las comidas y bebidas, las relaciones tóxicas y las emociones tóxicas. Recuerde que su cuerpo es lo único que usted tiene para emprender el viaje de su evolución por la vida. La salud de cada una de sus células contribuye a su estado de bienestar general, porque cada célula es un punto de conciencia plena dentro del campo de conciencia que es usted. La eliminación de estas toxinas influirán en su reloj biológico de forma positiva.

3.- El ejercicio físico, incluyendo el control del peso, tiene un efecto directo sobre los “biomakers” (bioconstructores) del envejecimiento. Esto reversará el proceso.

4.- La nutrición apropiada y los suplementos nutricionales, incluyendo los antioxidantes, le pueden ayudar a desacelerar el proceso de envejecimiento.

5.- La meditación desacelera el paso de la edad biológica.

6.- El amor es la medicina más poderosa - lo cura y lo renueva todo.


Lo más importante que usted puede hacer para mejorar su vida y detener el envejecimiento –aparte de los suplementos nutricionales o ejercicio físico- es practicar estas filosofías, ya que su proceso de pensamiento afecta directamente la salud de su cuerpo:

1.- Escuche la sabiduría de su propio cuerpo, que se expresa a sí misma a través de señales de confort o incomodidad. Cuando usted adopte alguna conducta, pregúntele a su cuerpo cómo se siente al respecto. Si su cuerpo envía una señal de tensión física o emocional, tenga cuidado. Si su cuerpo manda una señal de entusiasmo o comodidad, proceda.

2.- Ponga toda su atención en lo atemporal, lo eterno y lo infinito.

3.- Viva en el presente, porque es el único momento que existe de verdad para usted. Mantenga su atención en lo que está aquí y ahora; busque la satisfacción y el sentido de cada momento vivido. Acepte lo que llega a usted total y completamente para que pueda apreciarlo, aprender de eso, y luego dejarlo ir. El presente es como debería ser -refleja las leyes infinitas de la naturaleza que le han traído a usted ese pensamiento y reacción física particular. Piense que ese momento es como es, porque el universo es como es. No luche contra el esquema infinito de las cosas- únase a éste.

4.- Saque a su ego del camino.

5.- Sea natural, deje ir la necesidad de esconderse detrás de una máscara social.

6.- Ríndase ante los misterios del universo.

7.- Renuncie a su necesidad de ser aprobado por los demás. Usted es el juez de su propio valor y su meta es descubrir el valor infinito que existe dentro de usted, sin importar lo que otros piensen. Si lo comprende y pone en práctica, puede alcanzar la plena libertad.

8.- Cuando usted sienta que está reaccionando con rabia u oposición a cualquier persona o circunstancia, fíjese si acaso no está luchando con usted mismo. Dejar a un lado la resistencia es la respuesta de defensa creada por viejas heridas. Cuando usted renuncia a este tipo de rabias, estará curándose internamente y cooperando con el flujo del universo.

9.- Dése cuenta que el mundo exterior refleja su realidad interior. Al reaccionar ante alguien fuertemente, sea que ame u odie, usted está proyectando su mundo interior. Lo que más odia es lo que usted más niega de sí mismo; lo que más ama es lo que más desea para usted mismo. Utilice el espejo de las relaciones para guiar su propia evolución personal. La meta es llegar a un verdadero auto-conocimiento. Cuando usted lo alcanza, lo que más desea estará ahí automáticamente, y lo que menos le gusta desaparecerá.

10.- Despójese de los juicios que emite a los demás, así se sentirá más aliviado. Los juicios imponen aceptación o no de las situaciones o personas que simplemente están o son. Todo puede ser entendido y perdonado, pero cuando usted juzga, elimina el entendimiento e impide el proceso de aprendizaje de amor. Al juzgar a los demás, usted refleja su falta de auto aceptación. Recuerde: cada persona que usted perdona le añade más amor a su interior.

11.- Remplace sus conductas motivadas por el miedo, por conductas motivadas por amor. El miedo es el producto de la memoria, la cual vive en el pasado. Cuando usted recuerda lo que le hirió o le infundió temor en el pasado, está dirigiendo sus energías hacia eso. Imponer el pasado en el presente no le ayudará a eliminar la amenaza a ser herido de nuevo. Esto ocurre cuando usted encuentra la seguridad en su propio ser - el amor. Cuando está motivado por la verdad dentro de usted, usted puede encarar cualquier amenaza, porque su fortaleza interna es invulnerable al miedo.

12.- Aprenda que el mundo físico es un espejo de una inteligencia más profunda. La inteligencia es el organizador invisible de toda materia y energía, y debido a que una porción de esta inteligencia reside dentro de usted, comparte el poder de organización del cosmos. Dado que usted está vinculado de manera inseparable al todo, usted no puede permitirse contaminar el aire y el agua del planeta, y a un nivel más profundo, usted no puede permitirse vivir con una mente tóxica, porque todo pensamiento deja una huella en el campo de la inteligencia. Vivir en equilibrio y pureza es el mayor bien para usted mismo y la tierra.

13.- Tenga un sentido de comunión con el Espíritu o Divinidad.

14.- Renuncie a la necesidad de defender siempre su punto de vista.


Aprenda a no envejecer

Existe una poderosa conexión entre sus creencias y su biología. Una creencia es algo que usted mantiene porque piensa que es algo cierto. Las creencias son distintas a los pensamientos. Un pensamiento forma activamente palabras o imágenes en el cerebro, mientras que una creencia usualmente es silente. Una persona que es claustrofóbica no necesita pensar “esta habitación es muy pequeña”. Basta con colocar a un claustrofóbico en un cuarto cerrado y lleno de gente y su cuerpo reaccionará automáticamente. Algo en la conciencia de esta persona, que está escondido, ha funcionado. El flujo de adrenalina que ocasiona un corazón palpitante, palmas sudorosas, mareos, etc. son disparados a un nivel mucho más profundo que la mente pensante.

Nuestras creencias acerca del envejecimiento ejercen el mismo efecto sobre nosotros. Durante los últimos 20 años, los gerontólogos han llevado a cabo experimentos para probar que estar activo durante la vida, incluso hasta los 17 años, podría detener la pérdida de tejido muscular y esquelético.

La creencia que ha surgido últimamente entre personas retiradas que deben seguir caminando, trotando, nadando y mantenerse activos es cierta. Millones de personas ahora piensan mantenerse fuertes, aún estando en una edad avanzada. Con esta nueva creencia algo que alguna vez había sido considerado imposible, es cierto. Es tan verdadero que si es usted un anciano temeroso a mover su cuerpo, éste se deteriorará. Si elimina esa errada creencia de que se no se debe mover mucho, y permanece activo, usted se sentirá más saludable y fuerte.


Las tres edades

Existen tres formas diferentes para medir la edad de alguien:

1.- La edad cronológica: tiempo transcurrido desde el día que nació, según el calendario. Es la única fija, y la menos confiable de las tres. Una persona de 50 años puede ser tan saludable como cuando tenía 25 años, mientras que otros pueden tener el cuerpo y mente de una de 70 años. Su edad biológica le dice cómo el tiempo le ha afectado el cuerpo, los órganos y tejidos, comparados con otras personas de la misma edad cronológica. El tiempo no afecta todo el cuerpo de modo uniforme. Sin embargo, casi toda célula, tejido y órgano está envejeciendo a su propio ritmo, lo que hace que la edad biológica sea más compleja.

2.- La edad biológica: cuán viejo es un cuerpo en términos de signos de vida críticos y procesos celulares. Esta edad también tiene sus límites, como una herramienta de medida. El proceso de envejecimiento, considerado como pura biología, se mueve tan lento que sus efectos fatales raramente cuadran con las enfermedades galopantes. La mayoría de los órganos críticos de las personas pueden funcionar bien al 30% de su capacidad. Si su cuerpo está perdiendo 15% de su funcionalidad por año, luego de los 30 años, tomaría 70 años (hasta que tuviera 100 años), antes que el envejecimiento desestabilice un órgano en particular.

Las influencias sociales y psicológicas están siempre latentes, y su estilo de vida individual lo hace sujeto a las condiciones diferentes que tienen los demás. La edad biológica puede ser cambiable, ya que con el ejercicio físico regular puede reversar muchos de los efectos más típicos de la edad biológica, incluyendo: alta presión sanguínea, grasa corporal excesiva, balance inapropiado de azúcar, y pérdida de la masa muscular. Los gerontólogos han encontrado que las personas mayores que han adoptado un estilo de vida sano mejoran su calidad y tiempo de vida en unos 10 años. En fin, su cuerpo puede volverse más joven o viejo, biológicamente, dependiendo de cómo usted lo trate.

3.- Edad psicológica: cuán viejo se siente una persona. El factor determinante en el envejecimiento es la edad psicológica, la más personal y misteriosa de las tres, y la que más importa para reversar el proceso de envejecimiento. Su edad psicológica es aún más flexible que su edad biológica. Nadie tiene la misma edad psicológica, dado que no han tenido las mismas experiencias. En lugar de responder con un número fijo a la pregunta "¿cuántos años tienes?", deberíamos crear una escala paralela que muestre cuán rápido se están moviendo las tres edades en relación una con otra.

La vida es una tarea creativa. Existen muchas formas de creación, y por lo tanto muchas maneras de dominar la vida. Lograr convertirse en un ser de amor, de auto-aceptación, un ser libre de juicios, es una tarea que requiere de esfuerzo, pero lo más importante es trabajar desde la percepción del todo. La nueva visión le ofrece un concepto de cuerpo, mente y espíritu como una unidad, y desde este punto se puede ver la vida como un todo. El círculo se cierra y el propósito de la vida puede ser alcanzado. De esta forma, el dominio de la vida es la única manera hacia la libertad plena.

Enfocar al ser humano como un todo interactuando mente y cuerpo es una buena razón para encontrar ¡la emoción por existir!

Inicio Atrás Escríbeme