Propósitos para esta Navidad

Querido Niño Jesús:

Yo sé que Tú eres el Salvador del Mundo y el Hijo de Dios. Mis padres me dijeron que todos somos también tus hijos; sólo que Tú eres el mayor de todos y el que está más cerca del Padre Creador. Por esa razón te escribo esta carta, ya que conoces de mi buen comportamiento, y estando tan cerca de Dios podrás leerle mis peticiones, con las cosas lindas que necesito para divertirme, aprender y compartir con mis amigos.

Un compañerito de clases me comentó que Dios todo lo puede y que complace en sus deseos a quienes honran a sus padres, respetan a los maestros, aman la naturaleza y son buenos ciudadanos.

Querido Niño Jesús; como Tú sabes, he cumplido con todos los mandamientos y por eso te pido me traigas los regalos que tanto he querido tener en estas Navidades. Acuérdate también de los niños que no pueden mandarte una carta como ésta al espacio celestial, y de todos aquéllos que tienen necesidades o sufren por alguna causa, para que les regales tu consuelo. Como Tú naces en cada Navidad, mi regalo para Ti es un pensamiento de amor para que reine la paz en el mundo entero.

Espero con alegría me respondas pronto.


Un niño como Tú.