Reglas del perro para Navidad

1. Ten paciencia con los dueños durante este tiempo. Ellos pueden estar más estresados que lo usual y apreciarán largas demostraciones de cariño.

2. Ellos vendrán con grandes bolsas de cosas que llamarán regalos. No asumas que todos los regalos son tuyos.

3. Sé tolerante si tus dueños te disfrazan. Ellos sienten un tipo especial de placer al vernos vestidos de esa forma.

4. Ellos traerán un árbol grande a la casa y lo cubrirán con luces y adornos. Aunque te parezca raro, éste es un ritual muy importante para tus dueños. Entonces hay algunas cosas que necesitarás saber:
• No orines el árbol de navidad.
• No bebas el agua del recipiente que sostiene el árbol.
• Ten cuidado con tu cola cuando estés cerca del árbol.
• Si hay paquetes bajo el árbol, aún aquellos que tengan un olor interesante o que tengan tu nombre, no los abras.
• No mastiques el cordón que corre desde el cómico agujero en la pared hasta el árbol.

5. Tus dueños ocasionalmente invitarán a un montón de extraños durante esta época. Estas fiestas pueden ser de mucha diversión, pero también requieren de un poco de discreción por tu parte:
• No todos los extraños aprecian los besos y los saltos.
• No comas de la mesa.
• Ruega por tu premio sutilmente.
• Sé agradable aunque los extraños se sienten en tu sofá.
• No tomes de los vasos que hayan sido dejados fuera de tu alcance.

6. Asímismo, tus dueños pueden llevarte de visita. Aquí también tus modales son importantes:
• Observa todas las reglas del punto 4 sobre los árboles y cúmplelas también en la casa de otras personas.
• Respeta el territorio de los animales que puedan vivir en la casa.
• Tolera a los niños.
• Enciende tu encanto por largo tiempo.

Un hombre grande con una barba blanca y una risa muy fuerte puede aparecer de la chimenea en medio de la noche... ¡No le muerdas!