Para descargar el midi 'Esa niña que me mira - Los Puntos' en tu PC,
botón derecho del ratón y elige 'Guardar destino como'

Carta de un hijo a su padre

…Casi se me olvida, mi querido viejo, decirte cuánta alegría sentía yo siempre que estabas a mi lado… Cómo me gustaba ayudarte sólo por el placer de estar cerca de ti y disfrutar de tu compañía.

Casi se me olvida darle su merecido valor, al oportuno beso paterno que me dabas lleno de tu inmenso amor… Tanto cuando era de día, como en la noche a la hora de dormir, ese cariño tuyo nos transportaba a la seguridad y tranquilidad absoluta.

Casi se me olvida agradecerte ese llamado enérgico al orden, cuando yo cometía un error y no cumplía mis tareas… Tenía que enmendarme para que desapareciera esa marca severa en tu rostro por mis desatinos.

Casi se me olvida decirte cuánto disfruté de tu cariño, suave como una flor, envuelto en el calor de un padre a su pequeño… Y cómo ese cariño aunado a tu tierna alegría y buen humor, logró que yo también apreciara la magia de sonreír siempre.

Casi se me olvida expresarte cuánto quisiera acariciar tus canas y besar tu frente, lo cual haré apenas te tenga cerca… Tú siempre me decías medio en broma y medio en serio, que la nieve se forma en las altas cumbres y que yo debería crecer mucho en cuerpo y alma para heredar tus canas.

Casi se me olvida contarte lo mucho que te admiraba cuando tú regresabas a trabajar a tu oficina en la noche, después de comer, y sólo regresabas después de medianoche… Eran esos esfuerzos extraordinarios que hacías para poder educarnos y alimentarnos.

Casi se me olvida confiarte que te considero siempre un regalo de Dios, que me apena entender que no siempre te tendré conmigo, y que llegará el día en que me dirás adiós... ¡Pero las horas y días que estemos juntos las vamos a disfrutar plenamente!

Casi se me olvida asegurarte, que aunque todos digan que al morir el hombre, todo queda en el pasado, tu amor de padre amado y eterno, siempre habrá de vivir en mí, porque yo soy tu prolongación en la tierra.

Tu hijo que no te olvida…

P.D. Papá: Casi se me olvida decirte lo más importante: ¡que te quiero mucho!

Inicio Atrás Escríbeme