El costo de los hijos

Recientemente, el gobierno de los Estados Unidos calculó el costo de criar un niño desde su nacimiento hasta la edad de 18 años, y obtuvo la suma de 160.140 dólares para una familia de clase media.

¡Impresionante!

Para los que tenemos hijos, estos números nos llevan a fantasear sobre todo el dinero que podríamos tener amontonado si no fuera por tenerlos.

Para otros, ese número podría confirmar su decisión de seguir sin hijos.

Pero 160.140 dólares no son algo tan malo. Si lo desglosamos, se convierte en 8.896,66 dólares por año, 741,38 dólares por mes ó 171,08 dólares por semana.

¡Eso es tan sólo 24,44 dólares por día! Tan sólo un poco más de un dólar por hora.

Aun así, se podría pensar que el mejor consejo financiero sería decir "no tenga hijos si quiere ser rico". Sin embargo, es justo lo contrario. ¿Qué obtiene usted por sus 160.140 dólares?

• Derecho para poner nombres: ¡Primer nombre, segundo nombre y apellido!

• Maravillarse todos los días.

• Más amor que el que su corazón puede soportar.

• Besos de mariposa y abrazos de velero.

• Una mano para sostener, normalmente llena de pizza o dulce de leche.

• Un compañero para hacer burbujas, cometas, castillos en la arena o poder ir saltando por la vereda mientras llueve a cántaros.

• Un socio para reírse tontamente de uno mismo, sin importar lo que diga el jefe o los vaivenes económicos.

• Por 160.140 dólares, ¡usted nunca tiene que crecer!



Tiene permiso para:

• Pintar con los dedos,

• jugar con barro,

• jugar a la escondida,

• capturar luciérnagas y nunca dejar de creer en milagros,

• seguir leyendo las aventuras de Asterix, o Scooby-Doo,

• ver dibujos animados los sábados de mañana,

• ir a ver películas de Disney y pedirle deseos a las estrellas,

• pegar arco iris, corazones, y flores con los imanes de la heladera.



Por 160.140 dólares, no hay mejor inversión para su dinero.

• Usted puede ser un héroe sólo por sacarle las rueditas 'de aprendizaje' a la bicicleta y sostenerla; llenar la piscina inflable, sacar una astilla, escupir un chicle muy lejos.

• Ser director técnico de un equipo de fútbol que nunca gana.



Usted consigue:

• Un asiento de primera fila en la historia, para ser testigo privilegiado del primer paso, la primera palabra, el primer diente, la primera vez en la rueda gigante y la primera cita.

• Ser inmortal algunas veces.

• Agregar otra rama a su árbol genealógico.

• Y si tiene suerte, una larga lista de nombres a tratar de recordar, que serán sus nietos.

• Formación en psicología, nutrición, justicia, ecología, historia, comunicaciones y sexualidad humana que ninguna universidad formal puede igualar.



Ante los ojos de un niño, usted está en el mismo escalafón que Dios. Tiene todo el poder para:

• sanar un llanto,

• espantar a los monstruos,

• remendar un corazón roto,

• vigilar una fiesta,

• ponerlos siempre sobre la tierra, y amarlos sin límites, de manera que un día ellos... quieran, como usted y sin tomar en cuenta los costos... ¡¡tener sus propios hijos!!