Vivir la Cuaresma

Para no perder el rumbo esta Cuaresma, encontrarás a continuación 17 sencillas recomendaciones:

1. Procura ser amable con las personas con quienes convives.

2. Haz un esfuerzo por dialogar en familia sobre aquellos asuntos que convienen al espíritu familiar.

3. Sé atento con tus semejantes, y si conduces, hazlo cristianamente.

4. Recorta las horas de televisión y el tiempo dedicado a las redes sociales de Internet. En cambio, amplia las de reflexión y oración.

5. Haz alguna lectura que te ayude a profundizar tu fe.

6. Controla tus apetitos: dulces, refrescos, tabaco, alcohol y sé más libre.

7. Lucha contra el malhumor y la tristeza. Saborea lo bello de la vida.

8. Presta mayor atención a las personas que a las cosas. En especial quienes más lo necesitan: ancianos, enfermos, necesitados. Trátalos con cariño.

9. Comparte tu dinero un poco más con otros que tienen menos, a costa de caprichos, chucherías, aperitivos, etc.

10. Mejora en el trabajo, consciente de tu ideal cristiano.

11. Cuida la naturaleza como don de Dios, evitando todo desorden.

12. Evita la crítica negativa, viendo y hablando de lo positivo que puedes descubrir en cada semejante.

13. Disminuye el consumo de alcohol y si alguien cercano se excede, ayúdale a planteárselo e intentar superar el vicio.

14. Fomenta la paz a tu alrededor. Prescinde de enfados, violencias, malos modales, groserías, insultos, etc.

15. Di la verdad. Habla claro, sin hipocresías ni mentiras.

16. Intenta hacer felices a los tuyos, con tus detalles y cariños.

17. Reduce tu tiempo de uso del móvil o minimiza el envío de mensajes SMS.