10 razones para no hacer ejercicio

1. Mi abuela comenzó caminando 3 kilómetros por día cuando tenía 60 años. Ahora tiene 97 y no sabemos dónde está.

2. La única razón por la que empezaría a trotar es por que así volvería a escuchar una respiración jadeante.

3. El año pasado me inscribí en un gimnasio, pagué $40 al mes y todavía no he perdido ni un kilo. Aparentemente, además hay que asistir.

4. Tengo que hacer ejercicio muy temprano por la mañana, antes de que mi cerebro se dé cuenta de lo que estoy haciendo.

5. No hago ningún ejercicio. Si Dios hubiera querido que nos tocáramos la punta de los pies, los habría puesto más arriba.

6. Me gustan las caminatas largas, especialmente cuando las hacen algunas personas que me molestan en vacaciones.

7. Tengo los muslos flácidos, pero afortunadamente los cubre el estómago.

8. La ventaja de hacer ejercicio todos los días es que te mueres en un excelente estado de salud.

9. Finalmente, se ha documentado hasta el hartazgo que por cada kilómetro que trotas, añades un minuto más a tu vida. Esto te permite que, cuando cumplas los 85 años, tengas derecho a cinco meses adicionales... en un geriátrico, a $1,000 por mes... ¡claro!

10. Con todos estos datos... ¡ja!... ¿gimnasio a mí?