Aforismos

También llamados "tags" en el mundo de la comunicación electrónica. Son frases que condensan más sabiduría de lo que parece a primera vista. Para leer, sonreír y meditar.

Yo estoy en forma... redondo es una forma ¿no?

Me gustaría haber visto la cara del primer mono que se dio cuenta de que era un hombre.

Nunca se pierden los años que se quita una mujer. Van a parar a cualquiera de sus amigas.

Muchos se enamoran de un lunar, una cara o una curva, y se terminan casando con toda la mujer.

Nada hace falta en los funerales de los ricos, salvo alguien que sienta su muerte.

Es totalmente cierto que el vino gana con los años: cuánto más viejo me hago, más me gusta.

Obtuvo el éxito gracias a su primera mujer, y su segunda mujer gracias al éxito.

Como dije antes: nunca me repito.

Ojo por ojo: ojo al cuadrado.

Hay gente que está demasiado educada para hablar con la boca llena, pero no les importa hacerlo con la cabeza vacía.

Tengo que ir al oculista, pero nunca veo el momento.

Yo voy al dentista a regañadientes.

Lo malo de los parientes, es que son de la familia.

La naturaleza es sabia, pero los hombres le están lavando el cerebro.

El que trabaja es porque no sirve para otra cosa.

Los pobres pueden ser sinceros, pero es difícil imaginar a los ricos sin ceros.

Lo bueno del trabajo en equipo es que permite echarle la culpa a otro.

A las cuatro de la mañana nunca se sabe si se es demasiado tarde o demasiado temprano.

Las canas ya no se respetan. Se tiñen.

Si a la primera no lo haces bien, lo tuyo no es el paracaidismo.

La pereza es la madre de todos los vicios, y como a la madre hay que respetarla...

El diplomático es un sujeto que piensa dos veces antes de no decir nada.

Una boda es una tragedia en dos actos: civil y religioso.

Un jurado es un grupo escogido para decidir quién tiene el mejor abogado.

El güisqui es el mejor amigo del hombre; es como un perro embotellado.

El dinero no lo es todo en la vida, los cheques también dan la felicidad.

Mi esposa es una inmadura. Cuando me baño me hunde los barcos.

Tras el Plácido Domingo viene el Jodido Lunes.

No es cierto que los notarios den fe; la cobran.

Si no eres parte de la solución, eres parte del problema.

Toda cuestión tiene dos puntos de vista: el equivocado y el mío.

Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.

Aquellos que crean en la telequinesia, que levanten mi brazo.

Es mejor ser un hombre pobre que un pobre hombre.

Rectificar es de sabios equivocados.