Aprende a lidiar con las hormonas de tu amorcito

Durante los 28 días que dura el ciclo menstrual de una mujer, sus hormonas cambian tanto como la talla de sus senos, su apetito sexual y su irritabilidad.

He aquí una guía práctica para atender sus otras curvas: las del comportamiento.

Días 7 al 13: Deja que haga contigo lo que quiera. Mientras que su hormona sexual andrógena está en el punto más alto, el estrógeno que tanto las amarga se encuentra en su nivel más bajo. Está contenta y alebrestada. Es el momento ideal para ayudarla a cometer diabluras.

Días 14 al 22: Reduce la velocidad. En estos días ocurre la ovulación. Un huevo hambriento de esperma anda suelto y espera ser fecundado. Si no estás listo para ser papá, no olvides tus preservativos.

Días 23 al 28: Adopta un bajo perfil. Tiene el síndrome premenstrual y los niveles de progesterona han aumentado. Se sentirá nauseabunda y malhumorada. Lo bueno es que sus senos crecerán una talla. Lo malo es que no te dejara tocarlos.

Día 0: B O M B A.

Días 1 al 4: Consiéntela. Ha llegado la marea roja y tu hora de trabajar. Prepárale un tecito y acompáñala mientras mira su telenovela favorita. Gana puntos solidarizándote con ella por su dolor.

Días 5 al 6: está de un buen humor irreconocible. ¡Es hora de hacer que rechinen los resortes del colchón y que los vecinos se quejen por el escándalo!


¡A comer! Te lo mereces.