Adivina quién soy

¿Por qué me estás olvidando? ¿Por qué te aburres conmigo? ¿Por qué me traicionas?

Cuando no me tenías, me buscabas. Algunas veces me rogabas y sufrías por mí. Sentías celos cuando veías a otros conmigo.

Después que me conseguiste, me dedicaste tu interés, tu tiempo, tus cuidados, y te esforzabas por mí.

Acudías puntual a nuestras citas.

Yo cuido tu salud y la de tu familia, si alguna vez se ve quebrantada.

Yo velo por tu seguridad y la de tu familia.

Yo soy quien te proporciona lo que necesitas. ¡Hasta un poco de felicidad!

Y aquí estoy... esperando.

Cuídame igual que antes, y recuerda: Yo también puedo cansarme de esperar.

Muchos me buscan y sufren por mí al igual que tú lo hiciste.

Tú me necesitas tanto como yo a ti.

¿Que quién soy? ¿Todavía no lo sabes? ¿Ves como tengo razón?

¡Soy yo!

Tu Trabajo.