Comercial sin adornos

Este texto es de un comercial creado por Washington Olivetto, y que fue mostrado en los cines brasileños. En él, la pantalla se pone blanca, mientras el narrador dice:

“Este comercial no tiene mujeres en trajes de baño, no tiene perros, no tiene niños, no tiene ni siquiera un bebé.

Este comercial no tiene parejas, no tiene besos, no tiene el alba, no tiene una familia tomando el desayuno.

Este comercial no tiene música conocida, no tiene efectos especiales. Ni una tortuga jugando al fútbol.

Este comercial no tiene gente famosa, porque este comercial es para que vendamos un producto que nadie necesita ser convencido a comprar... Este comercial es para que vendamos un producto que adoras consumir, y que ya compraste... Pero todavía no están entregando. Es un producto sin marcas, sin slogan, sin paquetes, sin promociones del tipo: lleve 3, pague 2.

Este comercial es todo blanco, y, de esa manera, puede ser comprendido aquí y en todo el mundo.

Porque el producto que este comercial quiere vender es la paz.

Mientras las personas que necesitan comprar la paz no compran, haz eso: llénate de la paz que aún tienes en casa, úsala en el tránsito. En las colas del banco. En el fútbol. Paz es un producto interesante, porque cuanto más lo usas, más lo tienes. Y si todos lo usaran, podría llegar el día en que nadie más necesite hacer un comercial para vender la paz.”

Inicio Atrás Escríbeme