Paula Koskey: víctima o sobreviviente

Aunque, según la definición, "un sobreviviente de cáncer es cualquiera a quien alguna vez se le haya diagnosticado un cáncer y está vivo hoy", la primera vez que la leí no me sentí como una sobreviviente. Víctima del cáncer parecía una expresión mucho más exacta. Pero luego el polvo se aposentó, el tratamiento empezó, y me di cuenta de que eso de la "víctima" no acababa de encajar.

Di vueltas a la cuestión víctima/sobreviviente y por fin llegué a la conclusión de que víctima y sobreviviente son la misma cosa -casi. Las diferencias son sutiles pero al mismo tiempo enormes. Lo primero que descubrí es que un sobreviviente es una víctima con una actitud. Después de entender eso, las cosas mejoraron un poco. Tenía una escogencia en alguna materia -podía ser una víctima del cáncer o una sobreviviente del cáncer. Me gustaba y me sonaba bien ser una sobreviviente.

Luego pensé en una amiga que tuvo cáncer metastásico de seno y era el paradigma de la sobreviviente del cáncer. Para Barbie, la supervivencia era un estado mental. A pesar de los momentos de tristeza y dolor, nunca perdió su capacidad de reírse de los absurdos que puede haber en el cáncer y en su tratamiento. Ella atesoraba cada momento y se enfrentaba lo mejor que podía a cada nueva situación. Por último, el cáncer se apoderó de su cuerpo; sin embargo, ella nunca le permitió llegar a su espíritu. Yo pienso en ella como en una sobreviviente en el más verdadero sentido de la palabra.

Las diferencias entre ser un sobreviviente y ser una víctima se aclararon muy lentamente, y empecé a hacer la siguiente lista. Estoy segura de que cada sobreviviente puede agregar una o dos más. Éste es sólo un comienzo.

Ser una víctima es un estado del cuerpo. Ser sobreviviente es un estado de la mente.

Una víctima teme la caída del cabello. Un sobreviviente sabe que la calvicie es bella.

Una víctima sabe sobre sentirse decaída. Un sobreviviente sabe que sentirse decaído está bien.

A una víctima le aterran los efectos secundarios de los tratamientos. Un sobreviviente piensa qué hará para cancelar su pertenencia al Club de los Efectos Secundarios del Mes.

Una víctima se asombra de todas las lágrimas. Un sobreviviente nunca sale de casa sin pañuelos desechables.

Una víctima va a "ver" a un doctor. Un sobreviviente "consulta" con su médico.

Una víctima cae en poder de la desesperación. Un sobreviviente reza mucho.

Una víctima se siente desamparada. Un sobreviviente dice "gracias" con dignidad y gracia.

Una víctima disfruta con una buena risa. Un sobreviviente la ama.

Desde el momento en que se nos diagnostica, somos víctimas. Debemos escoger ser sobrevivientes.


Paula (Bachleda) Koskey



Paula (Bachleda) Koskey es una feliz sobreviviente cuya mayor felicidad son sus tres hijos adolescentes. Firme creyente en el poder de los actos de amabilidad, también le gusta escribir y hablar a otros sobre su experiencia.