En el móvil y en la tablet, el botón derecho del ratón se consigue presionando en la pantalla el punto u objeto donde se quiera que aparezca el menú contextual.
Logo

Visitantes

Total: 1.219.802

Ahora: 0

Hoy: 15

Ayer: 41


2633 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1565 midis y 1565 mensajes variados, 2428 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Ghostbusters_theme" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Donando sangre



Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un Hospital de Stanford, conocí a una niñita llamada Liz, ella sufría de una extraña enfermedad. Su única oportunidad de recuperarse era una transfusión de sangre de su hermano de 5 años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado anticuerpos necesarios para combatirla.

El doctor explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre para su hermana. Yo lo vi dudar por sólo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: "Sí, yo lo haré, si eso salva a Liz."

Mientras la transfusión se iniciaba, él estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana y sonriente, mientras nosotros lo asistíamos a él y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la niña.

Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. Miró al doctor y le preguntó con voz temblorosa: "¿A qué hora empezaré a morirme?"

Siendo sólo un niño, no había comprendido al doctor; él pensaba que le daría toda su sangre a su hermana, y aún así estuvo dispuesto a dársela.