Logo

Visitantes

Total: 1.239.004

Ahora: 1

Hoy: 68

Ayer: 95


2677 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1608 midis y 1608 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Xanadu" en tu PC, usa el botón derecho del ratón o las propiedades del reproductor de audio de la izquierda.

Lágrimas


Todavía lloramos. Y qué bueno que así sea. Las lágrimas rara vez hacen mal. Son siempre una catarsis, una liberación, una forma de decir que nadie es auto-suficiente.

En esta confesión de franqueza humana se esconde un acto de humildad de quien reconoce que llegó a una encrucijada.

Y, cuando esto hiere demasiado, los ojos dicen lo que la boca no consigue pronunciar. Hay lágrimas de dolor, lágrimas de amor, lágrimas de alegría incontenible, lágrimas de tristeza, lágrimas silenciosas de paz y de ternura, lágrimas de gratitud por un elogio realizado en el momento preciso, lágrimas de esperanza, lágrimas de inocencia.

Pero también hay lágrimas de vergüenza, de necedad, de desafío, de chantaje, de egoísmo, por no haber conseguido lo que se quería.

Hay quien llora por cualquier cosa, y hay quien tiene vergüenza de llorar, cuando llorar era la única cosa decente que podía hacerse.

Es muy probable que existan cosas mucho más bonitas que una persona llorando en paz. Pero, después de las siete maravillas del mundo, muy bien se podría proponer la que sigue como la octava:

Un monumento a la persona que todavía llora por amor, y que además, no tiene vergüenza de mostrar que dentro de ella habita un sentimiento noble.

De las cosas más bonitas que conozco, una de ellas es la sonrisa de una persona... y otra, la lágrima silenciosa de alguien que desea comenzar de nuevo.