Adamo


Porque yo quiero



Búscame si tú lo quieres,
llámame a viva voz,
mas sabrás por la presente
que quiero ya decirte adiós.

Pues tus caprichos me han hartado,
un muñeco yo no soy,
y todo aquello tan amargo
hoy a mi alma envenenó.

Porque yo quiero,
yo quiero un gran amor,
sin evitar qué dirán,
porque yo quiero
que seas franca y leal,
sin esconder nuestro querer.

Tu actitud a mí me enerva,
pues siempre estás pensando en él,
y lo guardas de reserva,
y vienes al anochecer.

No tienes en mí confianza,
temes que te engañarás,
y estás haciendo la balanza,
decídete, no puedo más.

Porque yo quiero,
yo quiero un gran amor,
sin evitar qué dirán,
porque yo quiero
que seas franca y leal,
sin esconder nuestro querer.

Tú vas mal aconsejada,
no hay amor en tu sentir,
y me amargan tus jugadas,
que ya quisiera ver su fin.
Y de este raro laberinto
no podemos ya salir,
mi gran amor ya se ha perdido,
y hoy el sufrir es para mí.