Albert Hammond


Enredao en ti



Te vas y me dejas solo
sin darme una explicación,
y ahora me pides perdón
para volver a empezar.

Yo soy para ti un muñeco
sin alma ni corazón,
te sirvo de diversión
cuando decides jugar.

Enredao en ti sin poder salir,
pero si te vas,
¿qué será de mí?
todo acabará,
porque tus caprichos
y tus mentiras son mi esperanza.

Enredao en ti, en tu falsedad,
como en la prisión
y en la oscuridad,
ya no sé qué hacer,
no quiero perderte,
y, sin embargo,
no puedo verte.

Las lágrimas de mis ojos
amargan mi soledad,
cuando a mi lado no estás,
y no te acuerdas de mí.

No sé cómo continuar
viviendo de una ilusión,
que viene y va sin razón,
y no me deja vivir.

Enredao en ti sin poder salir,
pero si te vas,
¿qué será de mí?
todo acabará,
porque tus caprichos
y tus mentiras son mi esperanza.

Yo soy para ti un muñeco
sin alma ni corazón,
te sirvo de diversión
cuando decides jugar.

Enredao en ti sin poder salir,
pero si te vas,
¿qué será de mí?
todo acabará,
porque tus caprichos
y tus mentiras son mi esperanza.

Enredao en ti, en tu falsedad,
como en la prisión
y en la oscuridad,
ya no sé qué hacer,
no quiero perderte,
y, sin embargo,
no puedo verte.

Enredao en ti sin poder salir,
pero si te vas,
¿qué será de mí?
todo acabará,
porque tus caprichos
y tus mentiras son mi esperanza.

Enredao en ti, en tu falsedad,
como en la prisión
y en la oscuridad?