Albert Hammond


Eres toda una mujer



Eres toda una mujer,
y me has hecho tan feliz,
que tus besos significan hoy
la vida para mí.

Eres toda una mujer,
pero guardas tu candor
cuando estamos abrazándonos
y hacemos el amor.

Y ahora veo que todo ha cambiado
dentro de mí,
vivo para ti,
sólo para ti,
y cuando alguien me pregunte,
le contestaré
que tengo toda una mujer.

Eres toda una mujer,
junto a ti quiero vivir,
y en tu pecho voy a refugiar
el niño que hay en mí.

Tu cariño le ha dado de nuevo
a mi corazón
una sensación
que no sé entender,
pero si alguien me pregunta,
le contestaré
que tengo toda una mujer.

Eres toda una mujer,
y me siento tan feliz
cuando te estremeces al volcar
todo tu ser en mí.