Alberto Cortez


Amor, mi gran amor



¿No sabes dónde puse mis anteojos?
Me estoy últimamente distrayendo,
será por el reflejo de tus ojos,
o acaso porque estoy envejeciendo.
A ver qué te parece este poema,
has visto qué bonita está la tarde,
por qué será que todos mis esquemas
se rompen solamente con mirarte.

Amor, amor, mi gran amor,
mi buen amor, mi alero...
amor, amor, mi venturero amor,
maravilloso amor, te quiero.

Eres mucho más de lo que soy,
y hacia donde voy cuando me voy,
amor, inalterable amor,
mi luminoso y gran amor.

Son muchos ya los años que toleras
mis horas de tristeza y alegría,
la dura realidad y las quimeras,
y un amplio repertorio de manías.

Convocas mis ideas y mis versos,
mis gustos, mis amigos, mis ausencias,
y tornas mis momentos más adversos
en dicha nada más con tu presencia.

Amor, amor, mi gran amor,
mi buen amor, mi alero...
amor, mi venturero amor,
maravilloso amor, te quiero.

Eres mucho más de lo que soy,
y hacia donde voy cuando me voy,
amor, inalterable amor,
mi luminoso y gran amor.