Alejandro y Manu


Hay un amigo en mi



Hay un amigo en mí,
hay un amigo en mí,
cuando eches a volar
y tal vez añores tu dulce hogar,
lo que te digo debes recordar,
porque hay un amigo en mí,
sí, hay un amigo en mí.

Hay un amigo en mí,
hay un amigo en mí,
y cuando sufras, aquí me tendrás,
no dejaré de estar contigo, ya verás.
No necesitas a nadie más,
porque hay un amigo en mí,
hay un amigo en mí.

Otros habrá tal vez mucho más listos que yo,
eso puede ser, tal vez,
mas nunca habrá quien pueda ser un amigo fiel,
y tú lo sabes...

El tiempo pasará,
lo nuestro no morirá,
lo vas a ver, es mejor saber
que hay un amigo en mí,
hay un amigo en mí,
hay un amigo en mí.