Amaral


Cabecita loca



Me decías cabecita loca,
por seguir mis sueños,
por romper las olas.

Me defendía con mis alas rotas
contra la corriente,
vuela, vuela, mariposa.

Eras mi ángel de la guarda
sobrevolando mis horas bajas,
eras la música del alba,
la lluvia cuando estalla.

Sálvame, no me dejes caer
en la tristeza de las noches en vela.
Sálvame, y yo siempre seré
tu amiga más fiel que dentro te lleva.

Me decías cabecita loca,
por soñar despierta,
por querer que no amanezca nunca.

Tú me decías cabeza loca...

Siempre es igual,
siempre mi ángel de la guarda
sobrevolando mis horas bajas,
eras la música del alba,
la lluvia cuando estalla.

Sálvame, no me dejes caer
en la tristeza de las noches en vela.
Sálvame, y yo siempre seré
tu amiga más fiel que dentro te lleva.

Sálvame, vuela, vuela, mariposa,
vuela, vuela, mariposa.

Eras mi ángel de la guarda,
eras el eco de una voz lejana,
eras la música del alba,
la lluvia cuando estalla.

Sálvame, no me dejes caer
en la tristeza de las noches en vela.
Sálvame y yo siempre seré
tu amiga más fiel.

Seré la nieve al caer sobre el mar,
sobre la tierra,
cuando el fuego te quema,
sálvame, sálvame.