Charles Aznavour


Venecia sin ti



Qué profunda emoción recordar el ayer,
cuando todo en Venecia me hablaba de amor.
Ante mi soledad, en el atardecer,
tu lejano recuerdo me viene a buscar.

Qué callada quietud, qué tristeza sin fin,
qué distinta Venecia si me faltas tú.
Una góndola va cobijando un amor,
el que yo te entregué dime tú dónde está.

Qué tristeza hay en ti, no pareces igual,
eres otra Venecia más fría y más gris.
El sereno canal de romántica luz
ya no tiene el encanto que hacía soñar.

Qué callada quietud, qué tristeza sin fin,
qué distinta Venecia si me faltas tú.
Ni la luna al pasar tiene el mismo fulgor,
qué triste y sola está Venecia sin tu amor.

Cómo sufro al pensar que en Venecia murió
el amor que jurabas eterno guardar.
Sólo queda un adiós que no puedo olvidar,
hoy Venecia sin ti qué triste y sola está.