Chayanne


Fuiste un trozo de hielo en la escarcha



Fuiste un trozo de hielo en la escarcha,
una parte de mí que se marcha,
con la frialdad que tuviste al decirme adiós.
Fuiste tiempo de amor por las noches,
y hay que reconocer que lo hacías bien,
era llegar con la espada hasta la pared.

Fuiste tantas cosas a la vez,
que me cuesta creer que hoy no seas nada,
sobre todo porque no es verdad,
no consigo olvidar esa mirada,
que aún me hace estremecer.

Fuiste amiga de mis enemigos,
todos ellos antiguos amigos,
ya sé que no se puede evitar lo de ser mujer.
Fuiste mucho y fuiste muy poco,
así son las historias de locos,
son cortas y anchas con forma de corazón.

Fuiste tantas cosas a la vez,
que me cuesta creer que hoy no seas nada,
sobre todo porque no es verdad,
no consigo olvidar esa mirada,
que aún me hace estremecer.

Fuiste tantas cosas a la vez,
que me cuesta creer que hoy no seas nada,
sobre todo porque no es verdad,
no consigo olvidar esa mirada,
que aún me hace estremecer.

Fuiste un trozo de hielo en la escarcha,
que no llegó a abril...