Claudio Baglioni


Solo



Deja que sea todo así,
y el viento volaba en tu foulard,
guardabas ya dentro de ti
las manos, las noches y mi alegría.

No te cortes el cabello más,
come un poco más que estás delgada,
en la mesa entre el té y el pasaje
se moría nuestro triste adiós.

Deja que sea todo así,
y el cielo borraba todo su azul.
No cambies tú jamás,
cuida bien de ti
y de tu vida, del mundo
que encontrarás.

Trata de no meterte en apuros,
abotona, por favor, tu abrigo,
y entre el ruido de los autos y las campanas,
te decía "No te olvidaré".
Y no sientas pena tú por mí,
vi tu aliento que se hacía humo,
yo sentía que me hundía lento, lento,
y tú, lenta, lenta, te perdías.

Y quizá tarde o temprano
tú también comprenderás
que me llevas muy adentro.

Y quizá tarde o temprano
algún día entenderás
que estoy solo.

Y si ahora suenan las canciones,
esas mismas que tú amabas tanto,
ella viene junto a mí, sonríe y piensa
que las quise dedicar a ella.

Y no sabe cuando te decía
come un poco más que estás delgada,
ni de nuestras fantasías del primer día
y de cómo te me marcharías.

Y quizá tarde o temprano
tú también comprenderás
que me llevas muy adentro.

Y quizá tarde o temprano
algún día entenderás
que yo solo quedo aquí.
Y cantaré solo,
caminaré solo,
y solo continuaré.