Cristian Castro


Te llame



¡Hola, amor! Quiero despedirme,
antes de irme necesito oír tu voz.
Hace tiempo que no hablamos,
que dejamos en silencio nuestro amor.

Te llamé, porque te quiero todavía,
porque en mí la rebeldía ya pasó,
porque sé que nuestro amor que fue tan grande,
aún está en algún lugar del corazón.

Te llamé porque no aguanto mi tristeza,
y no puedo soportar tanto dolor,
porque nadie va a borrar toda la huella
que dejaste con tu amor,
que dejaste con tu amor.

Te llamé porque la vida es una sola,
y en la mía está faltando tu calor,
te llamé porque un amor que fue tan grande,
aún está en algún lugar del corazón.

No hace falta que te diga que me marcho,
porque yo no sé vivir sin nuestro amor,
ni hace falta que te diga que me muero,
ya lo sientes en el tono de mi voz.

Hoy yo sé que somos uno para el otro,
que los dos somos un solo corazón,
y aunque tarde, yo aprendí que no hay olvido
que destierre para siempre un gran amor.

Te llamé porque no aguanto mi tristeza,
y no puedo soportar tanto dolor,
porque nadie va a borrar toda la huella
que dejaste con tu amor,
que dejaste con tu amor.

Te llamé porque la vida es una sola,
y en la mía está faltando tu calor,
te llamé porque un amor que fue tan grande,
aún está en algún lugar del corazón.