Dyango


Himno al amor



Cuando el sol oculte ya su luz
y penetre bien la oscuridad,
a la sombra de la noche
nuestro idilio empezará.

El cielo azul podrá volverse gris,
tierra y mar podrán su abismo abrir,
mas qué importa si tu alma
y mi alma se han unido ya.

Nada importa de la vida
si la nuestra se haya unida
por los lazos del amor.

Nada importa de este mundo,
de su ambiente moribundo,
de sus penas y dolor.

Nuestro amor, nuestro destino,
se han unido en el camino
de la inmensa eternidad.

Si la vida nos separa
nuestro amor se encontrará
y el idilio volverá.

Cuando el sol oculte ya su luz
y penetre bien la oscuridad,
con la sombra de la noche
nuestro idilio empezará.

El cielo azul podrá volverse gris,
tierra y mar podrán su abismo abrir,
mas qué importa si tu alma
y mi alma se han unido ya.

...con la sombra de la noche
nuestras almas se han unido ya.