Elefante


El abandonado



Anoche pude ver cuando te fuiste,
solito me quedé y no dije nada,
tal vez esta canción te suene triste,
pero me está llevando la tostada,
y lo que me digas, de memoria me lo sé,
tus mentiras no me servirán de nada,
te lo perdiste, ojalá te vaya bien,
yo me voy por donde vine,
sé que no me perderé, no, no...

Abandonao, un exiliado,
de tu boca, de tus manos, de tu corazón,
sin rumbo fijo, voy de la mano
de mis sueños vagabundos,
y me importa poco que me diga el mundo
el abandonao.

El tiempo es el doctor de los dolidos
para sanar las penas que te embriagan,
yo siempre me las curo con tequila,
oyendo a José Alfredo y a Sabina,
y no pasa nada, sé que no me moriré,
como dice la canción "Así es la vida",
mírame a los ojos, aunque sea la última vez,
sólo vine a despedirme, no te vine a detener, no, no...

Abandonao, un exiliado,
de tu boca, de tus manos, de tu corazón,
sin rumbo fijo, voy de la mano
de mis sueños vagabundos,
y me importa poco que me diga el mundo
el abandonao.

Así estoy yo sin ti, fallaste, corazón,
y ya lo pasado, pasado, te doy una canción,
de qué manera te olvido, esta tarde vi llover,
bésame, bésame mucho, tóquenmela, que se fue.

Abandonao, un exiliado,
de tu boca, de tus manos, de tu corazón,
sin rumbo fijo, voy de la mano
de mis sueños vagabundos,
y me importa poco que me diga el mundo
el abandonao.