Emmanuel


Esto me duele mas que a ti



Cuando ayer viniste a mí,
me costó trabajo, amor,
entender que te alejabas,
que te ibas.
Me quedé jugando ahí,
con la mano en el bolsillo,
sólo porque sí.

Yo no te voy a decir
como todo el mundo que
he encontrado otro cariño como el tuyo;
no es verdad, no lo encontré,
es mentira, ni siquiera lo busqué.

Esto me duele más que a ti,
tú me empujaste a decidir,
es tan difícil dejar de mirarte todavía;
pero no voy a voltear,
y ni siquiera a discutir,
porque si veo tu boca que tiembla,
me quedo y olvido.
Vete, no estoy aquí por ti.

Este encuentro aquí es casual,
eres tan igual a ti,
que no van a convencerme tus amigos,
son tus dedos los que tiemblan, ya lo sé,
suéltalos, mujer qué esperas, que no ves.

Esto me duele más que a ti,
tú me empujaste a decidir,
es tan difícil dejar de mirarte todavía;
pero no voy a voltear,
y ni siquiera a discutir,
porque si veo tu boca que tiembla
me quedo y olvido.
Vete, a qué empezar...

Esto me duele más que a ti,
tú me empujaste a decidir,
es tan difícil dejar de mirarte todavía;
pero no voy a voltear,
y ni siquiera a discutir,
porque si veo tu boca que tiembla,
me quedo y olvido.

Esto me duele más que a ti,
tú me empujaste a decidir,
es tan difícil dejar de mirarte todavía;
pero no voy a voltear,
y ni siquiera a discutir,
porque si veo tu boca?