Gloria Trevi


Siempre a mi



Cuando sientas que nadie te ama,
y que la vida te escupe la cara,
recuerda que me tienes a mí,
para luchar contra todos, para subir.

Recuerda que me tienes a mí,
siempre a mí.

Cuando sientas que tu casa estalla,
y la violencia en tu familia mata,
recuerda que me tienes a mí,
para apoyarte en mi hombro, para subir.

Recuerda que me tienes a mí,
siempre a mí.

Recuerda que detrás de las nubes
hay un cielo claro cargado de luz,
que siempre contarás conmigo,
que entre dos es más fácil cargar una cruz.

Recuerda que me tienes a mí,
siempre a mí.

Si un día maldices la hora en que naciste,
o si tu amor se vuelve un imposible,
recuerda que me tienes a mí,
para luchar contra todos, para reír.

Recuerda que me tienes a mí,
siempre a mí.

Cuando temas a lo que te espera,
cuando sientas que la muerte llega,
recuerda que me tienes a mí,
para apoyarte en mi hombro, para subir.

Recuerda que me tienes a mí,
que iré junto a ti.

Recuerda que me tienes a mí,
¡siempre a mí!

Recuerda que me tienes a mí,
¡siempre a mí!

Recuerda que me tienes a mí,
¡siempre a mí!