Harry Belafonte


Jamaica Farewell



Down the way where the nights are gray
and the sun shines daily on the mountain top,
I took a trip on a sailing ship
and when I reached Jamaica I made a stop.

But I'm sad to say I'm on my way,
won't be back for many a day.
My heart is down, my head is turning around,
I had to leave a little girl in Kingston town.

Sounds of laughter everywhere,
and the dancing girls sway to and fro,
I must declare my heart is there
though I've been from Maine to Mexico.

But I'm sad to say I'm on my way,
won't be back for many a day.
My heart is down, my head is turning around,
I had to leave a little girl in Kingston town.

Down the market you can hear
ladies cry out while on their heads they bear
'akey' rice, salt fish, are nice,
and the rum is fine any time of year.

But I'm sad to say I'm on my way,
won't be back for many a day.
My heart is down, my head is turning around,
I had to leave a little girl in Kingston town.

Downing the way where the nights are gay
and the sun shines daily on the mountain top,
I took a trip on a sailing ship
and when I reached Jamaica I made a stop.

But I'm sad to say I'm on my way,
won't be back for many a day.
My heart is down, my head is turning around,
I had to leave a little girl in Kingston town.

Sad to say I'm on my way,
won't be back for many a day.
My heart is down, my head is turning around,
I had to leave a little girl in Kingston town.


Camino abajo donde las noches son grises
y el sol brilla a diario sobre lo alto de la montaña,
tomé un viaje en un barco navegante
y cuando llegué a Jamaica hice una parada.

Pero me apena decir que estoy en camino,
no regresaré en muchos días.
Mi corazón está afligido, la cabeza me da vueltas,
tuve que dejar a una muchachita en la ciudad de Kingston.

Sonidos de risas por todas partes,
y bailarinas moviéndose sensualmente de un lado a otro,
debo reconocer que mi corazón está allí,
aunque he estado desde Maine hasta México.

Pero me apena decir que estoy en camino,
no regresaré en muchos días.
Mi corazón está afligido, la cabeza me da vueltas,
tuve que dejar a una muchachita en la ciudad de Kingston.

Bajando al mercado puedes oir
a las señoritas gritando mientras llevan en la cabeza
arroz de ‘ackey’ y pescado salado, deliciosos,
y el ron está bien en cualquier tiempo del año.

Pero me apena decir que estoy en camino,
no regresaré en muchos días.
Mi corazón está afligido, la cabeza me da vueltas,
tuve que dejar a una muchachita en la ciudad de Kingston.

Camino abajo donde las noches son grises
y el sol brilla a diario sobre lo alto de la montaña,
tomé un viaje en un barco navegante
y cuando llegué a Jamaica hice una parada.

Pero me apena decir que estoy en camino,
no regresaré en muchos días.
Mi corazón está afligido, la cabeza me da vueltas,
tuve que dejar a una muchachita en la ciudad de Kingston.

Me apena decir que estoy en camino,
no regresaré en muchos días.
Mi corazón está afligido, la cabeza me da vueltas,
tuve que dejar a una muchachita en la ciudad de Kingston.