Joan Manuel Serrat


Decir amigo



Decir amigo
es decir juegos,
escuela, calle y niñez,
gorriones presos
de un mismo viento
tras un olor de mujer.

Decir amigo
es decir vino,
guitarra, trago y canción,
furcias y broncas,
y en Los Tres Pinos
una novia pa' los dos.

Decir amigo
me trae del barrio
luz de domingo,
y deja en los labios
gusto a mistela
y a natillas con canela.

Decir amigo
es decir aula,
laboratorio y bedel,
billar y cine,
fiesta en Las Ramblas,
y alemanas al clavel.

Decir amigo
es decir tienda,
botas, charnaque y fusil,
y los domingos,
a pelear hembras
entre Salou y Cambrils.

Decir amigo
no se hace extraño
cuando se tiene
sed de veinte años,
y pocas 'pelas',
y el alma sin mediasuelas.

Decir amigo
es decir lejos,
y antes fue decir adiós,
y ayer y siempre,
lo tuyo, nuestro,
y lo mío de los dos.

Decir amigo,
se me figura que
decir amigo
es decir ternura.
Dios y mi canto
saben a quien nombro tanto.