Marcos Lunas


Olvidala



Escúchame,
como si no fuera yo
quien te habla en este momento,
y opina de esa mujer
que te nubla el pensamiento,
no me arrepiento.

Ya lo sé,
sé que te han visto con ella
saliendo de noche y de día,
pero no sabes que tú
sólo has sido una salida
a su monotonía.

A mis años,
he visto que ella acababa
con hombres buenos,
no conoce el amor,
y destruye sus sueños.

No intentes engañarme,
si ella me quiere a mí.

Olvídala,
no sigas con su juego,
olvídala,
te vas a arrepentir,
olvídala,
déjala, te lo ruego,
una mujer así es para mí.

Olvídala,
ya ves que soy sincero,
olvídala,
no pienso desistir,
olvida que un día la quisiste
y que no conseguiste
conservar su amor,
conservar su amor.

No es así,
ella va de flor en flor,
va buscando sentimientos,
pero no puede sentir
y al final termina huyendo,
volviendo siempre a mí.

Ha cambiado,
conmigo ha encontrado el amor
que se le había negado,
la vida es más fácil ahora
que estoy a su lado.

No seas tan ingenuo,
si siempre vuelve a mí.

Olvídala,
no sigas con su juego,
olvídala,
te vas a arrepentir,
olvídala,
déjala, te lo ruego,
una mujer así es para mí.

Olvídala,
ya ves que soy sincero,
olvídala,
no pienso desistir,
olvida que un día la quisiste
y que no conseguiste
conservar su amor,
olvida cuando la conociste,
cuando la quisiste,
si ella aún sigue aquí.