Nek


Laura no esta



Laura no está,
Laura se fue,
Laura se escapa de mi vida,
y tú que sí estás,
preguntas por qué
la amo a pesar de las heridas.

Lo ocupa todo su recuerdo,
no consigo olvidar
el beso de su cuerpo.

Laura no está,
eso lo sé,
y no la encontraré
en tu piel.

Es enfermizo,
sabes que no quisiera
besarte a ti pensando en ella,
esta noche inventaré una tregua,
ya no quiero pensar más,
contigo olvidaré su ausencia.

Y si te como a besos, tal vez,
la noche sea más corta, no lo sé,
yo solo no me basto, quédate,
y lléname su espacio, quédate,
quédate.

Laura se fue, no dijo adiós,
dejando rota mi pasión,
Laura quizá ya me olvidó,
y otro rozó su corazón.

Y yo sólo sé decir su nombre,
no recuerdo ni siquiera el mío,
quién me abrigará este frío.

Y si te como a besos, tal vez,
la noche sea más corta, no lo sé,
yo solo no me basto, quédate,
y lléname su espacio, quédate,
quédate.

Puede ser difícil para ti,
pero no puedo olvidarla.
Creo que es lógico,
por más que yo intente escaparme,
ella está.

Unas horas jugaré a quererte,
pero cuando vuelva a amanecer,
me perderás para siempre.

Y si te como a besos sabrás
lo mucho que me duele este dolor,
no encontraré en tu abrazo el sabor
de los sueños que Laura me robó,
si me enredo en tu cuerpo sabrás
que sólo Laura es dueña de mi amor,
no encontraré en tu abrazo el sabor
de los besos que Laura me robó,
me robó.