Paulina Rubio


Mio



Cada camino que piso
me lleva hacia él,
ninguno de mis cinco sentidos
le olvida después.
Entre las cosas que hago
y las que digo,
va siempre conmigo,
es mi sombra fiel.

No es ningún juego de niños
estar como estoy,
no como, no duermo, no vivo,
pensando en su amor.
Siempre creí que los celos
eran un cuento,
y son el infierno,
que arde sin control.

Quién me lo iba a decir,
que también a mí
me robaría la razón.

Mío,
ese hombre es mío,
a medias, pero mío, mío, mío,
para siempre mío,
ni te le acerques, es mío,
con otra, pero mío, mío, mío,
ese hombre es mío.

Soy una leona en celo
dispuesta a luchar,
con tal de defender lo que quiero,
morir o matar.

La vida no vale nada
cuando quien amas
va matando sueños
en tu corazón.

Sé que sería feliz,
si un día, por fin,
él me eligiera a mí.

Mío,
ese hombre es mío,
a medias, pero mío, mío, mío,
para siempre mío,
ni te le acerques, es mío,
con otra, pero mío, mío, mío,
ese hombre...

Nada ni nadie me lo quitará,
nada en el mundo nos separará.

Mío,
ese hombre es mío,
a medias, pero mío, mío, mío,
para siempre mío,
ni te le acerques, es mío,
con otra, pero mío, mío, mío,
ese hombre es mío.