Internet, la palabra escrita

Internet ha recuperado una forma de comunicación que prácticamente había caído en desuso.

La palabra escrita nos permite transmitir nuestros sentimientos con más intensidad, de forma más directa y sincera, porque nos libera de los sentimientos de timidez, vergüenza o ansiedad que a veces provoca la comunicación cara a cara, explica la psicóloga argentina Graciela Attina.

Ella y el escritor Alejandro Güerri, nos dan ideas para hacer de la escritura una terapia, además de una preciosa herramienta de comunicación interpersonal.

En el momento de escribir aparece nuestro "otro yo", que es más expresivo, más sincero y más audaz para dejar surgir ideas y sentimientos, explica Graciela Attina.

Cuando uno escribe desde la calma de un lugar tranquilo donde se encuentre, a su mente llegan con más facilidad esas frases que no surgieron en su momento, o que fueron reprimidas por la intervención de la moral, las normas o el sentido común.

Cuando los pensamientos y afectos se expresan sin censura ni filtros, uno puede llegar a sorprenderse a sí mismo, porque se produce una especie de catarsis terapéutica.

La única condición para que ocurra es desinhibirse y dejar que los sentimientos fluyan de forma natural.

Primero escribe todo lo que salga de ti, ya tendrás tiempo luego para recortar y mejorar la redacción.


Escribir con sentimiento:

Funciona como "catarsis", ya que sirve para desahogarte.

Estimula tu ingenio y tu imaginación.

Te permite liberarte de cosas que permanecen calladas.

Agiliza tu vocabulario.

Te da tiempo a planificar una respuesta o una buena declaración.

Te acerca de un modo especial a la persona a la que escribes.

Te permite hablar de amor sin ponerte colorada, acortar distancias con alguien que te interesa, reconocer que te has equivocado, pedir perdón...

Expresarte a través del correo resulta más fácil.


Lorena López