Receta del bebé

¡No vale llorar ni despertar a toda la casa!

Despertarse cantando.

Desperezarse bastante antes de levantarse de la cama.

Reírse... Reírse... Reírse... Reírse mucho...

Sentir todo el día el solecito de la mañana...

Despertarse más temprano para una caminata sin apuro... ¡tomado de las manos de quien amas!

Reírse... Reírse... Reírse... Reírse... Reírse mucho...

Mostrarle a quien amas que es muy importante para nosotros...

Pedir "upa" ¡siempre que sea posible! A veces, también tienes que darlo.

Reírse... Reírse... Reírse... Reírse mucho...

Beber mucha agua y hacer mucho "pis".

Mucho mimo y cariño... Hacer primero, para recibir después.

Reírse... Reírse... Reírse... Reírse... Reírse mucho...

Amar y confiar en quien amas... ¡cada vez más! con los ojos cerrados.

Dar atención a todos los que se aproximan a nosotros, aún a quien acabamos de conocer.

Reírse... Reírse... Reírse mucho...

Ignorar a todos los pesados que no gustan de niños... de flores... de cariño... de nosotros...

Sonreírle a todos y a nosotros mismos...

Reírse... Reírse... Reírse mucho...

Adorar, escuchar lo que las personas dicen y respetar lo que hacen...

Hacer pucheros para ganar un besito.

Reírse... Reírse... Reírse... Reírse... Reírse... Reírse a carcajadas...