Logo

Visitantes

Total: 1.288.917

Ahora: 2

Hoy: 37

Ayer: 34


2699 canciones, 2985 imágenes gráficas, 1631 midis y 1631 mensajes variados, 2427 fondos para Incredimail y Outlook...

Por el tema de los audios, recomiendo encarecidamente utilizar por orden de preferencia los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Microsoft Edge.

Para descargar el fichero "Elvis Presley - And the grass won't pay no mind" en tu PC, usa las propiedades del reproductor de audio situado a la izquierda.

Elvis Presley - And the grass won't pay no mind


Listen easy,
you can hear God calling,
walking barefoot by the stream.
Come on to me,
your hair’s softly falling
on my face as in a dream.
And the time will be our time,
and the grass won’t pay no mind.

Saying nothing,
lying where the sun is,
baking down upon our sides.
My lips touch you,
with their soft wet kisses,
your hands gentle in reply.
And the time will be our time,
and the grass won’t pay no mind.

Child touch my soul with your cries,
and the music will know what we’ve found.
I hear a hundred good-byes,
but today I hear only one sound,
the moment we’re living is now,
now, now, now, now, now, now, now.

Young bird flying,
and a soft wind blowing
cools the sweat inside my palms.
Close my eyes,
hear the flowers growing
as you lay sleeping in my arms.
And the time will be our time,
and the grass won’t pay no mind,
no, the grass won’t pay no mind.


Escucha bien,
puedes oír a Dios llamando,
caminando descalzo entre la multitud.
Ven a mí,
tu pelo cae suavemente
en mi cara como en un sueño.
Y el tiempo será nuestro tiempo,
y a la hierba no le importará.

Sin decir nada,
tendidos al sol,
tostándonos al calor.
Mis labios te rozan,
con sus suave besos húmedos,
tus manos contestan tiernamente.
Y el tiempo será nuestro tiempo,
y a la hierba no le importará.

Los niños tocan mi alma con sus llantos,
y la música sabrá lo que hemos encontrado.
Oigo cientos de adioses,
pero hoy sólo oigo un sonido,
el momento que estamos viviendo es ahora,
ahora, ahora, ahora, ahora, ahora, ahora, ahora.

El pajarito volando,
y la suave brisa del viento
refresca el sudor de mis manos.
Cierro mis ojos,
oigo las flores creciendo
mientras estás tendida durmiendo en mis brazos.
Y el tiempo será nuestro tiempo,
y a la hierba no le importará.
no, a la hierba no le importará.